Sin categoría

Cinco temas claves que se deberían posicionar en PERUMIN

A diferencia de otras ediciones de PERUMIN, donde las expectativas estaban centradas en las cifras de cierre de negocios que alcanzaban varios millones de dólares, hoy, las miradas de empresarios, autoridades políticas (locales, regionales y nacionales), analistas, medios de comunicación y comunidades, están dirigidas a los acuerdos que se logren en los ámbitos político y social.

¿El Estado impondrá incluir a las comunidades como accionistas de los proyectos mineros? ¿Habrá una nueva propuesta para la distribución del canon? ¿Propondrán nuevos mecanismos para la obtención de licencias sociales? Son algunas de las interrogantes que hoy, tanto los expertos como la opinión pública se cuestionan, desplazando su habitual interés sobre los negocios que se puedan generar en el evento minero más relevante de la región.

Este nuevo cambio de perspectiva tiene relación con la coyuntura que vive el sector minero: el conflicto vigente en torno al proyecto Tía María en el mismo Arequipa (sede de PERUMIN), la pálida relación del sector con el actual gobierno, el año electoral y los expectantes conflictos sociales en diversos proyectos mineros (Conga, Constancia, Doe Run, etc.), entre otras situaciones que han puesto en vitrina la relación minería y comunidad.

Por ello, es importante que los directivos o representantes de PERUMIN construyan mensajes estratégicos que permitan atender la alta expectativa que tiene la población. Es decir, mensajes que marquen con claridad la posición de las empresas mineras sobre la actual coyuntura, mensajes propositivos que estimulen el diálogo, mensajes sin ambigüedad que propongan soluciones viables.

Al respecto, me atrevo a proponer cinco temas claves que se deberían desarrollar y exponer en PERUMIN.

  1. Obras por Impuesto: Sería interesante estimar cuánta es la inversión proyectada por las empresas mineras y principales proveedoras en apostar por este mecanismo legal para impulsar proyectos locales y regionales. Tener el detalle (infografía) de las empresas interesadas y de los proyectos que se podrían ejecutar sería importante.
  2. Estudios de Impacto Ambiental: Es necesario analizar por qué los procesos de los EIA no brindan confianza a las comunidades, qué factores generan la suspicacia. La importancia de transparentar las inversiones, procesos y resultados de los EIA es un tema a discutir y exponer a la opinión pública.
  3. Licencia Social: Realizar una retrospección de cómo están estableciendo las relaciones con las comunidades. Por qué las expectativas de las comunidades son distintas y superiores con las inversiones que realizan las mineras. Qué factores han imposibilitado la concreción de la denominada licencia social en los últimos tiempos, son datos interesantes a analizar. Así mismo, detallar y exponer las experiencias positivas.
  4. La Ruta del dinero de la Inversión minera: En la opinión pública se dibujan muchas rutas sobre el destino de la inversión minera: unas rectas, otras serpenteantes y algunas hasta oscuras. Por ello, sería importante ser legibles al explicar cómo se distribuye el dinero (impuestos, canon, rentas, etc.) producto de la explotación de un proyecto minero, cuánto llega al gobierno local, municipal o regional, cómo se distribuye, cómo se ejecuta, cuáles son los procesos y temporalidades, quién y quiénes son los responsables de esas decisiones, todo detallado en montos, porcentajes, cuadros comparativos, etc. Esta aclaración permitirá despejar muchas dudas y tener insumos para un mejor análisis.
  5. Comunicación eficaz: Un aspecto que no se debería pasar por alto es el análisis del manejo de la comunicación entre los proyectos mineros y las comunidades. Analizar experiencias positivas y negativas permitirá entender por qué, a pesar de las grandes inversiones y apuestas por proyectos de responsabilidad social, las comunicaciones parecen no ser efectivas. Qué herramientas utilizan, cuáles son las métricas que miden el impacto, desde dónde se deciden las estrategias de comunicación, cómo desarrollan estrategias de comunicación política y social, etc.

Lograr una comunicación eficaz no está condicionada necesariamente a estrategias o a altas inversiones, a veces simplemente se necesita: explicar con claridad, ser oportunos en las respuestas, sabes escuchar y ser transparentes en las acciones. Por ello, creo necesario que estos temas deben llagar a la opinión pública, por ejemplo, a través de los medios de comunicación.

 

Saludos.

Director

Agencia de Comunicaciones Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

 

Estándar
Sin categoría

Hablando de agendas, cómo impacta esta herramienta de trabajo en los estrategas

Sin ánimos de entrar en la etérea discusión política sobre las supuestas agendas perdidas de la primera dama del Perú, Nadine Heredia, y todo el circo que se generará en torno al contenido de las mismas, sí me interesa rescatar de todo este escándalo el valor que tienen las agendas, sobre todo, para quienes tienen la responsabilidad de asesorar a más de una institución o empresa.

Orden. La agenda, sea virtual o física, impone orden. Y este es un valor neurálgico que involucra directamente en la imagen del asesor de prensa, consultor o estratega.

Ejemplo. Si acuerdas con un cliente reunirte en un café cierto día y con un objetivo puntual y no lo agendaste, por el contrario aceptaste otra reunión en esa misma fecha, lo que vas a generar es un desorden y ese desorden provocará malestar con el cliente que se traduce en “desconfianza”. Cuando pierdes credibilidad difícilmente llegarán a un proyecto de mediano o largo plazo.

Retrospección. La agenda te permite dibujar una línea de tiempo de cómo has desarrollado tus gestiones, de cómo has establecido tus estrategias, de cómo se estructuró un proyecto fallido, y por esa línea puedes realizar el ejercicio de retrospección, tan útil para analizar los procesos, para identificar aciertos y debilidades. Por ello es fundamental dejar constancia de los hitos de una gestión (fechas, lugares, personas, acuerdos, logros, desaciertos, etc.).

Base de datos. La agenda sigue siendo la mejor herramienta para el almacenamiento de una base de datos, pero el secreto está en no solo agendar la información elemental como nombre, celular, empresa y correo electrónico, también debes contextualizar cómo llegaste a este contacto, en el entendido que estamos hablando de contactos relacionados al día a día de las asesorías, no a los contactos amicales o familiares. Contextualizar al contacto será de enorme utilidad en el futuro inmediato.

Y si el gerente de marketing de aquella mediana empresa es hoy, el asesor de una multinacional que necesita de tus servicios, cómo retomar conversación si no recuerdas en qué contexto lo conociste. La mente es frágil, pero tu agenda es sólida en recuerdos.

Imagen. Estar en una reunión y no tomar apuntes en una agenda puede generar diversas suspicacias de tu interlocutor, por el contrario, si en una reunión tomas notas en tu agenda, la utilizas para recapitular temas o para aterrizar conclusiones de la reunión, vas a generar confianza en tu interlocutor, pero sobre todo, vas a tener la tranquilidad que lo acordado, lo comprometido estará detallado ahí, esperando que lo ejecutes.

Estos, son pues, algunos valores que rescato del uso de una agenda. Y, revisando la mía, tengo que prepararme para una reunión. Hasta pronto.

Arturo Córdova

Director

Agencia de Comunicaciones Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

Estándar
Sin categoría

10 normas que todo asesor de comunicaciones debe aplicar en su gestión

  1. Un asesor no especula ni supone.
  2. Un asesor investiga, verifica, analiza y recién propone.
  3. Un asesor debe callar solo para escuchar mejor, pero nunca silenciar su voz.
  4. Un asesor no opina, aconseja.
  5. Un asesor no lee el diario, lo analiza.
  6. Un asesor comprende que en los detalles está el éxito de una gestión.
  7. Un asesor debe prepararse siempre para una reunión, cognitiva y logísticamente.
  8. Un asesor destaca por su transparencia, sentido común, prudencia, puntualidad y ética.
  9. Un asesor siempre está al tanto de la coyuntura política, económica y social de su país.
  10. Un asesor siempre brinda soluciones estratégicas e ingeniosas.

Finalmente, asesorar es comprometerse. No existe estrategia, planteamiento, análisis o estudio que funcione sin el compromiso del asesor. Porque comprometerse implica responsabilidad, pasión y respeto por el cliente. Es decir, éxito en la gestión.

Arturo Córdova

Director

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

pe.linkedin.com/in/arturocordovamoran

Estándar