Sin categoría

Hablando de agendas, cómo impacta esta herramienta de trabajo en los estrategas

Sin ánimos de entrar en la etérea discusión política sobre las supuestas agendas perdidas de la primera dama del Perú, Nadine Heredia, y todo el circo que se generará en torno al contenido de las mismas, sí me interesa rescatar de todo este escándalo el valor que tienen las agendas, sobre todo, para quienes tienen la responsabilidad de asesorar a más de una institución o empresa.

Orden. La agenda, sea virtual o física, impone orden. Y este es un valor neurálgico que involucra directamente en la imagen del asesor de prensa, consultor o estratega.

Ejemplo. Si acuerdas con un cliente reunirte en un café cierto día y con un objetivo puntual y no lo agendaste, por el contrario aceptaste otra reunión en esa misma fecha, lo que vas a generar es un desorden y ese desorden provocará malestar con el cliente que se traduce en “desconfianza”. Cuando pierdes credibilidad difícilmente llegarán a un proyecto de mediano o largo plazo.

Retrospección. La agenda te permite dibujar una línea de tiempo de cómo has desarrollado tus gestiones, de cómo has establecido tus estrategias, de cómo se estructuró un proyecto fallido, y por esa línea puedes realizar el ejercicio de retrospección, tan útil para analizar los procesos, para identificar aciertos y debilidades. Por ello es fundamental dejar constancia de los hitos de una gestión (fechas, lugares, personas, acuerdos, logros, desaciertos, etc.).

Base de datos. La agenda sigue siendo la mejor herramienta para el almacenamiento de una base de datos, pero el secreto está en no solo agendar la información elemental como nombre, celular, empresa y correo electrónico, también debes contextualizar cómo llegaste a este contacto, en el entendido que estamos hablando de contactos relacionados al día a día de las asesorías, no a los contactos amicales o familiares. Contextualizar al contacto será de enorme utilidad en el futuro inmediato.

Y si el gerente de marketing de aquella mediana empresa es hoy, el asesor de una multinacional que necesita de tus servicios, cómo retomar conversación si no recuerdas en qué contexto lo conociste. La mente es frágil, pero tu agenda es sólida en recuerdos.

Imagen. Estar en una reunión y no tomar apuntes en una agenda puede generar diversas suspicacias de tu interlocutor, por el contrario, si en una reunión tomas notas en tu agenda, la utilizas para recapitular temas o para aterrizar conclusiones de la reunión, vas a generar confianza en tu interlocutor, pero sobre todo, vas a tener la tranquilidad que lo acordado, lo comprometido estará detallado ahí, esperando que lo ejecutes.

Estos, son pues, algunos valores que rescato del uso de una agenda. Y, revisando la mía, tengo que prepararme para una reunión. Hasta pronto.

Arturo Córdova

Director

Agencia de Comunicaciones Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s