Marketing político, Sin categoría

Alianza Popular: sumas que restan

Según las últimas encuestas, la dupla García y Flores Nano ha perdido protagonismo, no posibilidad de repuntar, pero si no empieza a generar expectativa en las próximas tres semanas, la tendencia del 8% definitivamente va a cambiar, pero para abajo. Porque los votantes se enfocarán solo en las candidaturas con mayor opción a ganar estas elecciones presidenciales.

Como en el marketing, los productos (candidaturas) tienen un ciclo de vida, y es responsabilidad de los estrategas lograr alargar la vida de un producto, para ello tienen que reinventar estrategias para mantener la expectativa y generar un vínculo sólido y convenido con los consumidores (votantes), pero si el producto no despierta interés en su etapa de lanzamiento tendrá dos caminos: realizan una reingeniería a la estrategia o el producto fenece, sale del mercado.

En el caso de la denominada Alianza Popular, este colectivo político no genera mayor expectativa en los votantes a pesar de la presencia de dos líderes –no se discute- políticos de alta experiencia en estas contiendas. Si bien hay tiempo suficiente para remontar las cifras, no hay –aun- indicios que adviertan un cambio sustancial en sus estrategias.

Por ejemplo, si se conoce que el grupo más representativo de los votantes son los jóvenes (de 18 a 30 años) con más del 30% de la decisión electoral, por qué no existe una estrategia visible hacia ellos. Hasta hoy, todas las acciones o actividades no generan ninguna vinculación con este decisivo grupo de votantes.

Por el contrario, da la sensación que no hay interés por entender los códigos y los temas que capturen la atención de los jóvenes, este vacío les puede costar no solo la segunda vuelta, sino que corren el riesgo de no superar la valla electoral, lo que sería una tragedia en el partido de la estrella. Reitero, más del 50% del electorado no cruza la barrera de los 40 años. Ahora, sumar a figuras de los realities es una acción facilista, un paliativo a la mediocridad, pero, conociendo las desconcertantes decisiones que suelen tomar nuestros electores, esta estrategia simplista podría hasta funcionar.

Esta desconexión con la juventud es un hecho que sorprende, sobre todo porque es parte de la historia e idiosincrasia del Partido Aprista Peruano relevar el papel de la juventud en la política nacional. Da la sensación que la presencia del Partido Popular Cristiano no suma electores, pero sí contagia su apatía. García no es el mismo de las otras elecciones, le falta creatividad, brío, le falta marketing.

Arturo Córdova

Director Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s