Marketing político, Sin categoría

El rol del sector agrícola en este nuevo escenario político

Conocido el nuevo escenario político en el país (la victoria de ), es importante tomar conciencia que se abre una interesante oportunidad para el sector agrícola: la de sensibilizar a las nuevas autoridades políticas (ministeriales y congresales) sobre las necesidades, vulnerabilidades y oportunidades de las miles de familias que trabajan y dependen del agro.
En principio, para lograr esta sensibilización es importante reconocer que los problemas del agro no han sido prioridad para ninguno de los dos candidatos. Más allá de reuniones entusiastas de última hora y firma de buenas intenciones que más premiaban un interés personal que colectivo, no hay un norte claro de cómo consolidar y potenciar el sector, al menos en las propuestas electorales.
En ese sentido, le corresponde al sector agrícola ser un agente altamente proactivo y no solo reactivo, que además del espíritu sindical que es importante también potencie sus reflejos para concertar y negociar con las nuevas autoridades, porque de esta manera se optimizan tiempos y recursos, tan necesarios para el sector.
Este escenario advierte la necesidad de asumir un liderazgo en el sector, que ordene de alguna manera la casa, porque antes de exigir la solución de los problemas debemos identificarlos y priorizarlos y priorizar significa que los diversos actores del sector lleguen a consensos. Las autoridades políticas deben visibilizar con claridad quiénes son las instituciones que representan realmente al agro, quiénes son los tomadores de decisión, así tendremos una mejor oportunidad de lograr que este nuevo gobierno optimice su gestión para el bienestar de miles de familias que viven de sus tierras.
Si tenemos un sector con distintas representaciones, distintas agendas, distintas prioridades, las soluciones que siempre dará el Estado de turno serán paliativos, por ello, es indispensable consolidar una sola agenda agrícola con propuestas sustentadas para el corto y mediano plazo, en el entendido que en cinco años no se puede solucionar toda la problemática agraria pero sí hacer cambio importantes y dejar establecidas políticas de largo aliento.
Temas como la extensión de la ley N°27360, Ley de Promoción Agraria, o el inacabable debate sobre la Ley de Moratoria de los Transgénicos son asuntos que requieren de amplio consenso dentro del sector, inclusive para exigir la continuidad de programas de promoción de la innovación y fondos concursables como Agro Rural, Agroideas y el PNIA requieren de una voz gremial sólida.
Está demostrado que el sector tiene alta capacidad de diálogo y consenso que es oportuno asumir ahora, en este nuevo escenario político. Saber escuchar y ceder para construir la agenda agrícola 2016 – 2021 es el rol que le corresponde asumir al sector en este nuevo escenario.
Arturo Córdova
Director
Agencia Asesores
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s