Marketing político

No hay peor ciego que aquel que no quiera ver

Qué pensará Pedro Ferradas, qué frustración tan honda debe sentir cada vez que sucede un desastre (sismo, huayco, desbordes de ríos, etc.) que él ya advirtió, pero nadie quiere escuchar. Para qué tantas investigaciones, libros publicados, conferencias, entrevistas, proyectos sobre prevención de desastres y gestión de riesgo si las autoridades competentes ni las leen, menos las van a ejecutar.

A pesar de su carácter amable y su excesiva diplomacia, no dudo que Pedro debe reventar de cólera cada vez que un político llega a la zona del desastre llevando víveres y frazadas para “proteger y cuidar” a las víctimas, cuando en su escritorio deben decenas de invitaciones de Pedro a sus talleres o charlas de planificación y prevención que nunca abrió ni atenderá.

Pedro Ferradas es especialista de prevención de desastres y gestión de riesgo de Soluciones Prácticas y desde que lo conozco, hace una década, hace mil malabares para que las autoridades políticas, sobre todo, agenden la importancia de desarrollar en el Perú una política de prevención ante los desastres.

¿Cómo es posible que hoy en día todavía haya familias víctimas de un huayco? La respuesta es sencilla, a la autoridad local le es indiferente trabajar en la prevención. Lamentablemente, la prevención es invisible, no es atractiva a los medios de comunicación, no genera réditos ni económicos ni políticos, no da votos.

En este punto, Pedro debe reconocer que su esfuerzo carece de una estrategia de marketing que “enamore” a los políticos, es que debe tener tantas cosas importantes en su quehacer que se debe de buscar la forma de llamar la atención.

Gestión de riesgo 1

Decisión política

Para revertir este panorama, simplemente se necesita decisión política. Por ejemplo, en cinco minutos Pedro me comentó tres acciones que podría realizar una autoridad política y que evitarían más muertes a causa de un huayco.

1.- Hacer uso de la ley para desterrar a las bandas de invasores que comercializan terrenos en zonas de alto riesgo, ubicadas en las mismas cicatrices que años tras años dejan los huaycos. Esto es pura decisión política, porque implica que los municipios dejen de regalar títulos de propiedad en épocas electorales.

2.- Normar para que las empresas privadas y estatales que brindan servicios de luz, agua, desagüe, teléfono y cable no operen en las invasiones. Cuando las viviendas informales reciben estos servicios los están empoderando y “formalizando”.

3.- Desalojar a las familias invasoras de las zonas de alto riesgo que, para comodidad del municipio, ya están identificadas.

Solo son ejemplos de acciones concretas que ya están investigadas y planificadas, los gobiernos locales o regionales o el mismo Estado no deben gastar un solo centavo en conocer las acciones que se deben de realizar para evitar que un terremoto destruya la frágil economía de nuestro país, un huayco se lleve a familias enteras o un desborde de río destruya campos agrícolas. Aprovechemos lo avanzado, no lo desperdiciemos, porque no hay peor ciego que aquel que no quiera ver.

Hagamos un esfuerzo para que los años de investigación de Pedro, así como de muchos otros investigadores, no sirvan solo para decorar la biblioteca vintage de una pálida sala. No podemos dejar morir al enfermo cuando tenemos la receta en la mano. Tienen las nuevas autoridades políticas la posibilidad de armonizar las diversas iniciativas y establecer una única política nacional de prevención de riesgo.

Datos de interés

  • El Perú ocupa el segundo lugar en Sudamérica con mayor número de personas afectadas por desastres. Según el INDECI solo en el año 2015, se registraron 1’427.432 personas afectadas por desastres. Además, se estima que en Lima más de 200 mil viviendas estarían en situación de riesgo ante la eventualidad de un gran sismo.
  • El lunes 26 de septiembre se realizará en Perú el “Encuentro Latinoamericano de Gestión del Riesgo de Desastres”, organizado por Soluciones Prácticas.

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

http://www.asesores.com.pe

https://arturocordovamoran.com/

@jorgearturocm

http://www.linkedin.com/in/arturocordovamoran

 

Estándar
Marketing político

Al grano: por qué Juan Valdez sí y Luchito Quispe no

Hoy, recibí una nota de prensa de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia @Fedecafeteros, donde daban cuenta de un crecimiento del 18% de sus ingresos en el primer semestre de este año, gracias a la expansión estratégica de su única marca, Juan Valdez, en los principales mercados internacionales.

Coincidentemente, hoy, la Junta Nacional del Café @Juntadelcafe también daba cuenta de los resultados de exportación del primer trimestre, donde destaca la participación de 107 empresas peruanas que entre todas se disputan las oportunidades comerciales que tiene nuestro café a nivel internacional.

Ambas instituciones brindan cifras de crecimiento, ambas representan a miles de familias productoras de café, ambas son instituciones líderes en sus países, pero no todo es coincidencia, hay diferencias oceánicas en la organización, administración y promoción que han situado al café colombiano como uno de los de mejor calidad a nivel mundial, reconocimiento que, como país, el Perú no ha logrado conseguir, más allá de destacadas iniciativas privadas.

Punto de quiebre

Hace más de 50 años, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia @Fedecafeteros, que agrupa a 500 mil familias dedicadas a la producción de café, decidió apostar por el marketing y agrupar todo su esfuerzo comercial en una sola marca, Juan Valdez. Desde ese momento, han experimentado una revolución social y económica que ha marcado a todo un país.

Hoy, su enfoque de negocio está en innovar y hacer crecer sus canales de venta. Por ejemplo, la expansión de la cadena de cafeterías en países como Perú, Chile, Costa Rica, Bolivia, México y El Salvador impulsa –inevitablemente- la ampliación de su portafolio de productos.

Así mismo, han entrado con paso firme al comercio electrónico e impulsan las ventas directas por dispositivos móviles para atender al creciente consumidor digital. Es decir, la producción del café ya dejó de ser su principal interés, hoy se concentran en las estrategias de marketing para generar nuevos productos.

Tarea pendiente, familias productoras

En el escenario peruano, es importante destacar la función comercial (ferias, ruedas de negocios, acercamiento a mercados), educativa (capacitaciones, asesoría legal) y política (representación) de la Junta Nacional del Café, así como el emprendedurismo de muchos empresarios y asociaciones que han logrado posicionar sus productos en los diversos mercados internacionales. Recordemos que el café lidera la canasta exportadora del sector agrícola con cerca de U$ 650 millones.

Pero este buen escenario económico que brinda el café a nivel internacional no necesariamente signifique que toda la cadena de producción y comercialización del café se vea favorecida, hay quienes no gozan de estas exorbitantes cifras, las familias agrícolas, por ejemplo.

Se estima que hay cientos de familias cafeteras que viven en la pobreza, con una economía de supervivencia a pesar de la riqueza de sus tierras. Son familias que no cuentan con tecnologías, financiamiento e infraestructura para comercializar directamente su producción y se ven obligadas a ofertan a los acopiadores a precios antojadizos y mezquinos, convirtiéndolas en el grupo menos favorecido de la cadena de exportación.

Son por estas familias que se debería poner en discusión si el modelo de Juan Valdez funcionaría en el Perú, si la idea de ofertar una sola marca que beneficie y agrupe a las familias productoras y que permita optimizar gastos administrativos, logísticos y publicitarios resulte beneficioso o es una gestión imposible.

Es innegable que hay factores que dificultan la integración de las familias productoras de café en nuestro país como: la geografía, la extrema fragmentación (minifundio), la falta de titulación de tierras, la burocracia, falta de representatividad, débil infraestructura, entre los principales. Pero se podría lanzar una marca única a modo de un piloto, avanzar paso a paso e ir agrupando a asociaciones y gremios de manera progresiva para evaluar aciertos y desaciertos, desarrollar una estrategia de posicionamiento que involucre a las entidades gremiales, así como estatales.

Porque si Colombia tiene a su Juan Valdez, por qué nosotros no podemos tener a nuestro Luchito Quispe.

Juan Valdez

 

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

http://www.asesores.com.pe

https://arturocordovamoran.com/

@jorgearturocm

 

http://www.linkedin.com/in/arturocordovamoran

Estándar
Comunimarketing

Olímpica lección: cómo manejar una situación de crisis

En las últimas semanas, los videos más viralizados han sido, no cabe duda, los relacionados a los Juegos Olímpicos Río 2016. Imágenes cargadas de emoción, pundonor, patriotismo, de una fuerza invisible que magnetiza y envuelve.

Pero de todos los videos que devoré hay uno que es particularmente exquisito. Se trata de una historia aleccionadora. Ganzorig Mandakhnaran (Mongolia) un campeón asiático de la lucha libre disputaba la medalla de bronce con el uzbeko, Ikhtiyor Navruzov. Había ganado la lucha en el ruedo, pero la perdió por un acto desleal al deporte, intentó ridiculizar a su oponente.

Solo le bastó cinco segundos para perder una medalla, pero al mismo tiempo, para ganar la mejor lección de su vida. Esta historia es un buen ejemplo de cómo debemos manejar una situación de crisis ante un escenario totalmente adverso. Acá rescato algunas lecciones:

Reconocer el error

Cuando el juez tomó la drástica pero ejemplar decisión de “arrebatarle” la medalla, Mandakhnaran comprendió que había cometido el error más grande de su carrera. No necesitó mucho tiempo para entender que por una actitud infantil, ajena a un deportista olímpico, había perdido la posibilidad de llevarle una alegría a su país. Mandakhnaran estaba destruido, pero no reclamó, tuvo el coraje de reconocer su error.

Aceptar las consecuencias

Ganzorig Mandakhnaran no solo aceptó la decisión de juez, sino que tomó el control de la situación y realizó un gesto que le permitió limpiar y fortalecer su imagen: se disculpó con su oponente, le extendió la mano, tal vez a modo de desagravio por la muestra innecesaria de superioridad, y se retiró de la competencia, le dejó el camino libre a Ikhtiyor Navruzov para que obtenga la medalla, cosa que así sucedió. Asumió y enfrentó las consecuencias de su actuar.

Personalidad

Reacción distinta tuvieron sus entrenadores, que al enterarse de la decisión del juez no solo la rechazaron sino que protestaron de una forma repudiable, se desnudaron e incitaban al público al desorden, desnudaron también la carencia de profesionalismo y de respeto a su bandera. Lo único rescatable de este berrinche fue que Ganzorig Mandakhnaran no se contagió de la bravuconada de sus entrenadores, no cayó en la simpleza endosar su error y responsabilidad a otros. Tuvo hidalguía y personalidad.

Lecciones para el manejo de crisis

Un escenario de crisis puede acontecer en cualquier momento y por diversos motivos, es por ello que la prevención y preparación son fundamentales para que una empresa reduzca el impacto del mismo. Al respecto, les comparto unas recomendaciones inspiradas del caso Ganzorig Mandakhnaran:

1.- Ante una situación de crisis siempre es recomendable reconocer los errores a tiempo e informar con la verdad. No traten de desconocer o minimizar la crisis. No busquen culpables en terceros o excusas sin fundamento que no serán sostenibles ante la opinión pública. No dinamiten aun más la imagen de la empresa con acciones que buscan esconder o disfrazar la verdad.

2.- Deben analizar el impacto de la crisis (político, financiero, social) y comunicarlo a sus públicos objetivos de manera transparente. Recuerden que si no lo comunica la misma empresa otros lo harán y tal vez de manera distorsionada.

3.- Las empresas deben pasar de la conmoción a la acción. Empezar a ejecutar medidas correctivas. Por ejemplo, informar cómo resarcirá los daños cometidos. Cuando una empresa reconoce, asume las consecuencias y corrige los errores, tendrá muchas posibilidades de recuperar su imagen y prestigio. Lo que genera una verdadera crisis es no responder a tiempo y tratar de ocultar lo inevitable.

4.- Finalmente, el factor tiempo es fundamental, las decisiones en una situación de crisis deben ser inmediatas. Si Ganzorig Mandakhnaran no se hubiese disculpado en ese mismo instante, es muy probable que mantendría esa imagen de deportista desleal para toda su vida. Lo mismo puede suceder con una empresa, recuérdelo.

Video del suceso: https://www.youtube.com/watch?v=iZZcu9PZJIE

 

Arturo Córdova

Director

Asesores  

 

https://pe.linkedin.com/in/arturocordovamoran

https://arturocordovamoran.com/

arturocordovamoran.com

Estándar
Marketing político, Sin categoría

73 no son más que 30 millones, existe el referéndum

Ciudadano, si te preocupa la actitud bravucona que adoptó el fujimorismo al enrostrarnos, eufórico, a sus 73 congresistas como símbolo de poder indiscutible, como si la representación popular se distorsionara a una representación personal, si eso te preocupa, tranquilo, no pasa nada.

Ciudadana, si te alarmó la declaración del reelegido congresista fujimorista Pedro Spadaro, al asegurar que, gracias a su mayoría parlamentaria, ahora el Congreso les pertenece, tranquila, si eso te alarmó, no pasa nada.

Si te desconcierta la ausencia del gesto democrático del fujimorismo, quien se niega a extender la mano al nuevo presidente de la República, con el único objetivo de satisfacer un capricho, un comportamiento casi juvenil de su lideresa, no te estreses.

Para tranquilidad de los ciudadanos la Constitución Política nos da la facultad de revocatoria y remoción de nuestras autoridades, así lo establece la Ley N° 26300, Ley de los Derechos de Participación y Control Ciudadano, que en su artículo 38 señala:

“El referéndum puede ser solicitado por un número de ciudadanos no menor al 10 por ciento del electorado nacional”. Es decir, dos millones de peruanos votantes decididos pueden convocar un referéndum, por ejemplo, para solicitar la renovación por tercios o medios del Congreso de la República.

Este derecho faculta a la ciudadana a romper el vidrio cuando sienta que la democracia esté en peligro por la ambición política de unos pocos. Un referéndum permitiría recomponer las fuerzas políticas en el parlamento para bienestar de nuestro país.

Ahora que ya estás más tranquilo, recuerda que 73 no son más que 30 millones, siempre y cuando no dejemos en manos de pocos la responsabilidad de gobernar un país, corresponde, sobre todo, a los jóvenes, ser vigilantes de la gestión de nuestras autoridades.

Más información sobre el referéndum (son solo 13 páginas): http://goo.gl/wcYYO

 

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

Blog: https://arturocordovamoran.com/

@jorgearturocm

Estándar
Marketing político, Sin categoría

El rol del sector agrícola en este nuevo escenario político

Conocido el nuevo escenario político en el país (la victoria de ), es importante tomar conciencia que se abre una interesante oportunidad para el sector agrícola: la de sensibilizar a las nuevas autoridades políticas (ministeriales y congresales) sobre las necesidades, vulnerabilidades y oportunidades de las miles de familias que trabajan y dependen del agro.
En principio, para lograr esta sensibilización es importante reconocer que los problemas del agro no han sido prioridad para ninguno de los dos candidatos. Más allá de reuniones entusiastas de última hora y firma de buenas intenciones que más premiaban un interés personal que colectivo, no hay un norte claro de cómo consolidar y potenciar el sector, al menos en las propuestas electorales.
En ese sentido, le corresponde al sector agrícola ser un agente altamente proactivo y no solo reactivo, que además del espíritu sindical que es importante también potencie sus reflejos para concertar y negociar con las nuevas autoridades, porque de esta manera se optimizan tiempos y recursos, tan necesarios para el sector.
Este escenario advierte la necesidad de asumir un liderazgo en el sector, que ordene de alguna manera la casa, porque antes de exigir la solución de los problemas debemos identificarlos y priorizarlos y priorizar significa que los diversos actores del sector lleguen a consensos. Las autoridades políticas deben visibilizar con claridad quiénes son las instituciones que representan realmente al agro, quiénes son los tomadores de decisión, así tendremos una mejor oportunidad de lograr que este nuevo gobierno optimice su gestión para el bienestar de miles de familias que viven de sus tierras.
Si tenemos un sector con distintas representaciones, distintas agendas, distintas prioridades, las soluciones que siempre dará el Estado de turno serán paliativos, por ello, es indispensable consolidar una sola agenda agrícola con propuestas sustentadas para el corto y mediano plazo, en el entendido que en cinco años no se puede solucionar toda la problemática agraria pero sí hacer cambio importantes y dejar establecidas políticas de largo aliento.
Temas como la extensión de la ley N°27360, Ley de Promoción Agraria, o el inacabable debate sobre la Ley de Moratoria de los Transgénicos son asuntos que requieren de amplio consenso dentro del sector, inclusive para exigir la continuidad de programas de promoción de la innovación y fondos concursables como Agro Rural, Agroideas y el PNIA requieren de una voz gremial sólida.
Está demostrado que el sector tiene alta capacidad de diálogo y consenso que es oportuno asumir ahora, en este nuevo escenario político. Saber escuchar y ceder para construir la agenda agrícola 2016 – 2021 es el rol que le corresponde asumir al sector en este nuevo escenario.
Arturo Córdova
Director
Agencia Asesores
Estándar
Comunimarketing, Sin categoría

Reputación empresarial, el nuevo reto de la comunicación estratégica

En los últimos años, en Perú, y en general, en toda la región, las empresas de relaciones públicas o también denominadas agencias de comunicación, han focalizado sus esfuerzos en establecer relaciones sólidas y convenidas con la prensa para gestionar la publicación de noticias de interés para sus clientes.

Esta relación temporal entre asesor de prensa y periodista corre el riesgo que con el tiempo se desgaste, sobre todo si las agencias no implementan un plan estratégico que permita innovar constantemente la forma y calidad de sus contenidos. Pero más importante aún es comprender que la gestión de prensa no es la única herramienta que les permitirá establecer los mensajes estratégicos que sus clientes desean posicionar. Oxigenemos la relación con la prensa.

Hoy en día, el mercado, la coyuntura política, la recesión económica y las nuevas plataformas de comunicación exigen ir más allá de la sola publicación de una nota de prensa. Hoy, las agencias de comunicación (PR) deben ser más creativas, plantear soluciones innovadoras y tener una mirada holística a los problemas o crisis.

Ante este escenario, las agencias de relaciones públicas deben de reformular sus objetivos y plantarse solo uno: Comunicación estratégica para fortalecer o generar la reputación de sus clientes

La comunicación estratégica implica conocer el macro y micro entorno al cliente, sus objetivos comerciales, sus objetivos comunicacionales, sus productos o servicios, sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. A partir de ese conocimiento más profundo recién se podrá establecer una estrategia. Esta puede implicar acciones de relaciones públicas comerciales, gestión de prensa, alianzas, realización de eventos, ruedas de negocios, entre otras acciones.

Debemos entender que las empresas no son las mismas, tampoco sus necesidades y sus objetivos comerciales, por ello es neurálgico desarrollar una comunicación estratégica a la medida del cliente.

Cuando una empresa fortalece las relaciones con sus públicos estratégicos, establece una comunicación directa y transparente con la opinión pública, brinda servicios o productos de calidad, alcanza logros comerciales y se posiciona como jugador importante en su sector, podemos afirmar que está construyendo su reputación con sólidos cimentos. Y este éxito no solo se logra con la gestión de prensa.

 

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

https://arturocordovamoran.com/

Estándar
Marketing político, Sin categoría

Alianza Popular: sumas que restan

Según las últimas encuestas, la dupla García y Flores Nano ha perdido protagonismo, no posibilidad de repuntar, pero si no empieza a generar expectativa en las próximas tres semanas, la tendencia del 8% definitivamente va a cambiar, pero para abajo. Porque los votantes se enfocarán solo en las candidaturas con mayor opción a ganar estas elecciones presidenciales.

Como en el marketing, los productos (candidaturas) tienen un ciclo de vida, y es responsabilidad de los estrategas lograr alargar la vida de un producto, para ello tienen que reinventar estrategias para mantener la expectativa y generar un vínculo sólido y convenido con los consumidores (votantes), pero si el producto no despierta interés en su etapa de lanzamiento tendrá dos caminos: realizan una reingeniería a la estrategia o el producto fenece, sale del mercado.

En el caso de la denominada Alianza Popular, este colectivo político no genera mayor expectativa en los votantes a pesar de la presencia de dos líderes –no se discute- políticos de alta experiencia en estas contiendas. Si bien hay tiempo suficiente para remontar las cifras, no hay –aun- indicios que adviertan un cambio sustancial en sus estrategias.

Por ejemplo, si se conoce que el grupo más representativo de los votantes son los jóvenes (de 18 a 30 años) con más del 30% de la decisión electoral, por qué no existe una estrategia visible hacia ellos. Hasta hoy, todas las acciones o actividades no generan ninguna vinculación con este decisivo grupo de votantes.

Por el contrario, da la sensación que no hay interés por entender los códigos y los temas que capturen la atención de los jóvenes, este vacío les puede costar no solo la segunda vuelta, sino que corren el riesgo de no superar la valla electoral, lo que sería una tragedia en el partido de la estrella. Reitero, más del 50% del electorado no cruza la barrera de los 40 años. Ahora, sumar a figuras de los realities es una acción facilista, un paliativo a la mediocridad, pero, conociendo las desconcertantes decisiones que suelen tomar nuestros electores, esta estrategia simplista podría hasta funcionar.

Esta desconexión con la juventud es un hecho que sorprende, sobre todo porque es parte de la historia e idiosincrasia del Partido Aprista Peruano relevar el papel de la juventud en la política nacional. Da la sensación que la presencia del Partido Popular Cristiano no suma electores, pero sí contagia su apatía. García no es el mismo de las otras elecciones, le falta creatividad, brío, le falta marketing.

Arturo Córdova

Director Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

Estándar