Marketing político, Comunimarketing

Adiós a PBI, bienvenidos indicadores sociales

En las últimas elecciones presidenciales, el candidato y expresidente Alan García prometía un crecimiento del PBI al 6%, eran una de sus ofertas populares más relevantes, irónicamente, solo alcanzó el 6% de la votación popular. Sucede que este tipo de mensajes no cala en las familias que miden la economía del resultado de cuánto más o menos gastan cada fin de semana en el mercado del barrio, no de los porcentajes del PBI. Un grave error de comunicación.

Pero este error no es exclusivo del excandidato presidencial, es recurrente también en periodistas, analistas, políticos y empresarios. Hoy, por ejemplo, acabo de leer el titular de una entrevista que realizan al flamante presidente de la Confiep (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas), Roque Benavides, en el diario La República, quien asegura que si el Perú alcanza el 3.5% del PBI sería una “estrella” en la región.

Roque

Una vez más el famoso PBI y el estrellato que nos hará alcanzar en la región, una comunicación exclusiva para pocos, segmentada para un grupo que no representa a la mayoría de la población.

Por ello, es oportuno destacar que hay miles de familias a quienes les es indiferente si el país crece 1, 2, 3, 4 o 5% del PBI porque -simplemente- nunca perciben los beneficios del supuesto crecimiento económico.

Vivir la experiencia de atenderse en un hospital público no es compatible con anuncios como: “Perú es un ejemplo de crecimiento para la región”, cómo un país puede ser ejemplo de algo si no puede brindar un servicio de salud digno, ni siquiera eficiente, solo digno, se preguntarán las personas.

En ese sentido, ya es tiempo de decirle adiós al crecimiento del PBI. Nuestros líderes políticos y económicos deben cambiar ese discurso y utilizar una comunicación legible y entonada con el día a día de la población, una comunicación estratégica, sobre todo, si nos comunicamos a través de los medios de comunicación.

La comunicación entre autoridades y la población debe servir para fortalecer relaciones no para disociar o generar conflictos, eso implica conocimiento y sensibilidad con los problemas que más aquejan a una población.

Es importante dar un rostro social a nuestros indicadores económicos y hablar, por ejemplo, de cómo el crecimiento económico ayudará a reducir la desnutrición infantil en las comunidades rurales y campesinas. O explicar de qué manera la economía sostenible permitirá que más colegios públicos brinden una educación digital, por ejemplo.

Podrá parecer sencillo, pero establecer una comunicación que sintonice con las necesidades del pueblo puede ayudar a construir relaciones sociales más sólidas. Recordemos, por ejemplo, que los principales proyectos mineros que siguen paralizados se debe – principalmente- a una débil y tardía comunicación entre el Estado, las empresas y sus beneficiarios.

Finalmente, comunicar bien implica saber escuchar.

 

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

www.asesores.com.pe

http://www.linkedin.com/in/arturocordovamoran

https://arturocordovamoran.com/

Estándar
Comunimarketing

Líder que sabe escuchar, compañía que sabe comunicar

En los últimos años, he notado que los directores, gerentes generales o presidentes de directorio se involucran cada vez más en la elaboración de los planes de prensa o en el establecimiento de las estrategias de comunicación, gestión que hasta hace un puñado de años era exclusiva de las áreas de comunicación o marketing, al menos en las grandes corporaciones.

El involucramiento de los tomadores de decisión es crucial para optimizar los tiempos y recursos, pero sobre todo, para hilar muy fino los objetivos comunicacionales, casi de manera artesanal. Para graficar y avalar esta premisa, les contaré un episodio de mucho aprendizaje para mi labor como consultor en comunicaciones, que espero sea de utilidad para quienes lo lean.

Hoy, por la mañana, me reuní con el gerente general (a quien llamaremos Vicente) de una de las compañías más importantes de los sectores minería y energía para ultimar detalles de la entrevista que brindaría a una revista empresarial de alta lectoría.

Pero esta reunión era el epílogo de una serie de acciones que se habían realizado para prepararnos adecuadamente. En principio, el gerente regional de comunicaciones involucró desde el inicio de las gestiones a Vicente, quien además movilizó y encargó a todos los gerentes de las diversas divisiones sistematizar, actualizar y compartir sus principales indicadores. Tras reunir toda la información elaboramos un documento resumen a modo de ayuda memoria, aprobado por Vicente, documento que además respondía las inquietudes del periodista.

En paralelo, Vicente se reunión personalmente con algunos directores para resolver consultas puntuales sobre algunos proyectos emblemáticos con el afán de tener información de interés para el medio.

Finalmente, se identificó y estructuró los mensajes claves que la compañía busca posicionar. No contento con ello, Vicente llegó a la entrevista con material informativo complementario, una ayuda memoria propia con apuntes de su investigación y una confianza que contagiaba a todos en la sala. Según afirmó el periodista, el mensaje fue claro y la información relevante e interesante, podríamos afirmar que se fue satisfecho.

Con esta activa participación, Vicente ha logrado que toda la compañía se involucre en la gestión de prensa, ahora todos están a la expectativa de la publicación porque se sienten parte de este esfuerzo. En el fondo, Vicente está fortaleciendo la relación empresa – colaborador.

A esto se llama liderazgo, tener esa capacidad de involucrar, escuchar y empoderar a tu gente.

Lección aprendida

Es nuestra tarea y responsabilidad, como estrategas de comunicaciones, sensibilizar a los tomadores de decisión en la acciones de comunicación (interna o externas) de la compañía, que tu público final no solo sean los gerentes o encargados de marketing o comunicaciones, toda la empresa debe reconocer el valor de las comunicaciones.

Para lograrlo, debemos generar confianza, demostrar capacidad de gestión, ser responsables y oportunos en nuestra participación, creativos ante escenarios de crisis y sobre todo, transparentes en nuestro trabajo.

Posdata

Vicente también participó en la ayuda memoria de cierre que se le entregó al periodista tras la entrevista.

 

Arturo Córdova

Director

Agencia Asesores

www.asesores.com.pe

http://www.linkedin.com/in/arturocordovamoran

https://arturocordovamoran.com/

Estándar
Sin categoría

Cinco temas claves que se deberían posicionar en PERUMIN

A diferencia de otras ediciones de PERUMIN, donde las expectativas estaban centradas en las cifras de cierre de negocios que alcanzaban varios millones de dólares, hoy, las miradas de empresarios, autoridades políticas (locales, regionales y nacionales), analistas, medios de comunicación y comunidades, están dirigidas a los acuerdos que se logren en los ámbitos político y social.

¿El Estado impondrá incluir a las comunidades como accionistas de los proyectos mineros? ¿Habrá una nueva propuesta para la distribución del canon? ¿Propondrán nuevos mecanismos para la obtención de licencias sociales? Son algunas de las interrogantes que hoy, tanto los expertos como la opinión pública se cuestionan, desplazando su habitual interés sobre los negocios que se puedan generar en el evento minero más relevante de la región.

Este nuevo cambio de perspectiva tiene relación con la coyuntura que vive el sector minero: el conflicto vigente en torno al proyecto Tía María en el mismo Arequipa (sede de PERUMIN), la pálida relación del sector con el actual gobierno, el año electoral y los expectantes conflictos sociales en diversos proyectos mineros (Conga, Constancia, Doe Run, etc.), entre otras situaciones que han puesto en vitrina la relación minería y comunidad.

Por ello, es importante que los directivos o representantes de PERUMIN construyan mensajes estratégicos que permitan atender la alta expectativa que tiene la población. Es decir, mensajes que marquen con claridad la posición de las empresas mineras sobre la actual coyuntura, mensajes propositivos que estimulen el diálogo, mensajes sin ambigüedad que propongan soluciones viables.

Al respecto, me atrevo a proponer cinco temas claves que se deberían desarrollar y exponer en PERUMIN.

  1. Obras por Impuesto: Sería interesante estimar cuánta es la inversión proyectada por las empresas mineras y principales proveedoras en apostar por este mecanismo legal para impulsar proyectos locales y regionales. Tener el detalle (infografía) de las empresas interesadas y de los proyectos que se podrían ejecutar sería importante.
  2. Estudios de Impacto Ambiental: Es necesario analizar por qué los procesos de los EIA no brindan confianza a las comunidades, qué factores generan la suspicacia. La importancia de transparentar las inversiones, procesos y resultados de los EIA es un tema a discutir y exponer a la opinión pública.
  3. Licencia Social: Realizar una retrospección de cómo están estableciendo las relaciones con las comunidades. Por qué las expectativas de las comunidades son distintas y superiores con las inversiones que realizan las mineras. Qué factores han imposibilitado la concreción de la denominada licencia social en los últimos tiempos, son datos interesantes a analizar. Así mismo, detallar y exponer las experiencias positivas.
  4. La Ruta del dinero de la Inversión minera: En la opinión pública se dibujan muchas rutas sobre el destino de la inversión minera: unas rectas, otras serpenteantes y algunas hasta oscuras. Por ello, sería importante ser legibles al explicar cómo se distribuye el dinero (impuestos, canon, rentas, etc.) producto de la explotación de un proyecto minero, cuánto llega al gobierno local, municipal o regional, cómo se distribuye, cómo se ejecuta, cuáles son los procesos y temporalidades, quién y quiénes son los responsables de esas decisiones, todo detallado en montos, porcentajes, cuadros comparativos, etc. Esta aclaración permitirá despejar muchas dudas y tener insumos para un mejor análisis.
  5. Comunicación eficaz: Un aspecto que no se debería pasar por alto es el análisis del manejo de la comunicación entre los proyectos mineros y las comunidades. Analizar experiencias positivas y negativas permitirá entender por qué, a pesar de las grandes inversiones y apuestas por proyectos de responsabilidad social, las comunicaciones parecen no ser efectivas. Qué herramientas utilizan, cuáles son las métricas que miden el impacto, desde dónde se deciden las estrategias de comunicación, cómo desarrollan estrategias de comunicación política y social, etc.

Lograr una comunicación eficaz no está condicionada necesariamente a estrategias o a altas inversiones, a veces simplemente se necesita: explicar con claridad, ser oportunos en las respuestas, sabes escuchar y ser transparentes en las acciones. Por ello, creo necesario que estos temas deben llagar a la opinión pública, por ejemplo, a través de los medios de comunicación.

 

Saludos.

Director

Agencia de Comunicaciones Asesores

acordova@asesores.com.pe

@jorgearturocm

https://www.linkedin.com/in/arturocordovaasesores

 

Estándar